Proceso de aplicación

1. Identificación y estudio preliminar de las características y problemáticas específicas del suelo a tratar

• Análisis de los posibles tratamientos a nivel
técnico y económico para proponer la solución
más eficiente.

2. Preparación del suelo

Puede ser necesario realizar las siguientes acciones:
• Escarificación y/o disgregación del material
excesivamente grueso.
• Retirada de materia orgánica.
• Aportación de humedad o aireación en función
de los resultados previos de ensayo.
• Nivelación inicial.

3. Distribución de Liga-Roc®

• Mediante equipos dotados de distribuidor regulable para conseguir la dosificación adecuada.

4. Mezcla in situ del suelo con Liga-Roc®

• Mediante estabilizadora/recicladora al espesor determinado.
• Alternativamente, por via húmeda, se distribuye el conglomerante al mismo tiempo que se
mezcla con el suelo.

5. Compactación inicial de la mezcla

• Hasta alcanzar la densidad determinada en la fórmula de trabajo.

6. Nivelación

• Para alcanzar las cotas establecidas.

7. Compactación final y refino

Compactación final y refino

8. Curado

• Riego con agua o con emulsión asfáltica.