Cinco Reglas Cardinales


En el Grupo Holcim nos esforzamos cada día para mejorar nuestro desempeño en materia de seguridad.
Para velar por el cumplimiento del objetivo de "Cero daños a las personas" Holcim ha implantado a nivel global cinco reglas cardinales. Las 5 reglas cardinales, vigentes desde el año 2007, son de obligatorio cumplimiento para todos los empleados de Holcim, tanto de plantilla, como de contratas externas.


¿Cuáles son las 5 reglas cardinales de Seguridad Holcim?


La primera regla es que no se debe de incumplir ni alterar ninguna medida de seguridad ni permitir que nadie lo haga. Entre dichas medidas de seguridad están las mallas o barandillas que se colocan para resguardar la maquinaria, así como todos los equipos contra incendios.


La segunda regla establece el uso obligatorio de equipos de protección personal para las tareas y áreas que lo requieran.


La tercera regla trata de los procedimientos de bloqueo y aislamiento de las maquinarias; por ejemplo, si algún panel eléctrico u otro equipo se debe intervenir, la energía debe ser bloqueada con un candado personal que posee cada trabajador y que solo puede ser quitado por él mismo.


Finalmente las reglas cuatro y cinco hacen referencia a que está terminantemente prohibido trabajar bajo los efectos de alcohol u otras drogas, y a que hay que informar inmediatamente al supervisor sobre todas las lesiones o incidentes ocurridos, por mínimos que sean, ya que ello permite aprender de lo sucedido y eliminar las causas raices de dichos incidentes para evitar que se produzcan problemas mayores como accidentes graves.