Últimas noticias

Holcim suministrará mortero de proyección para la construcción del rascacielos más alto de Andalucía

diciembre 11, 2013

• Se trata de la Torre Cajasol o Torre Pelli de Sevilla, que contará con una altura total de 180,5 metros.

Madrid, 11 de diciembre de 2013 – Holcim suministrará mortero de proyección gris y blanco para la construcción de la Torre Cajasol de Sevilla o Torre Pelli, como se la conoce popularmente: un edificio actualmente en construcción dentro del complejo Puerto Triana en Sevilla.

En el momento de su conclusión, se convertirá en el primer rascacielos y en el edificio más alto de la ciudad de Sevilla y de toda Andalucía, así como en el séptimo más alto de España, sólo tras Madrid y Benidorm y por delante de ciudades como Barcelona.
La construcción del edificio se lleva a cabo en el sector sur de la Isla de la Cartuja junto a las avenidas del Patrocinio e Inca Garcilaso, en una parcela con una superficie de 59.000 m². El 16 de julio de 2007 se colocó la primera piedra. La torre contará con una altura total de 180,5 metros. El edificio proyectado tiene planta elíptica y 40 pisos de hormigón armado sobre rasante con 3 subterráneos. La fachada será de vidrio y acero y estará protegida del fuerte sol del verano por lamas de cerámica.

El suministro, por parte de Holcim, constará de dos partidas de morteros: por un lado, 30.000 m2 de mortero de proyección gris y, por otro, 21.000 m2 de mortero de proyección blanco. El período de suministro será entre mediados de noviembre de 2013 y finales de abril de 2014.

“Esta operación reafirma la vigencia de nuestra oferta de productos y soluciones adaptadas a cada obra, al igual que nuestro compromiso de servicio y calidad con nuestros clientes.” , declara José Regife, Director Comercial y de Marketing de Holcim.

La Torre Pelli forma parte de un conjunto de obras emblemáticas en Andalucía, en las que Holcim participa como proveedor de materiales de construcción y del que el máximo exponente es el Puente de Cádiz. Más de 80.000 toneladas de cemento, mayoritariamente sulforresistente, garantizan la durabilidad de uno de los puentes de mayor altura en Europa con un gálibo de 69 metros y 5 kilómetros de longitud total.