Últimas noticias

La cantera de Holcim en Jerez acoge a medio centenar de alumnos de primaria para realizar una plantación de árboles.

mayo 16, 2013

• Esta acción permite a los niños conocer la actividad en las canteras y aprender la importancia de cuidar y respetar el medio ambiente.

Jerez, 15 de mayo de 2013 – Hoy se ha celebrado en la cantera de marga “Alba” de la fábrica de cemento de Holcim en Jerez el Día de los Árboles. Un grupo de medio centenar de alumnos de 6º de primaria del colegio “Altillo School” se han reunido allí para plantar árboles.


Estos alumnos han destacado previamente por su colaboración con la ONG "Save the Children" realizando unos marca páginas que han vendido a familiares y amigos. El dinero obtenido se ha destinado a dicha ONG y  a ayudas para niños y niñas del Norte de África.
El objetivo de este evento es promover el conocimiento de la actividad del sector de los áridos (canteras y graveras), favorecer el acercamiento a la sociedad e inculcar a los niños la importancia de cuidar y respetar el medio ambiente.


Después de una introducción a las medidas de seguridad en las canteras, los niños han podido entender la actividad gracias a una explicación práctica en la propia cantera del proceso de extracción de los áridos a través de maquinaria pesada y su tratamiento antes de convertirse en un producto que todos conocen, como es el cemento.  Además se les enseña cómo se realiza el proceso de restauración (zonas, árboles, cuidado del medio ambiente) una vez extraído el material en la cantera y la importancia de los árboles en este proceso.
Finalmente cada uno de ellos ha plantado un árbol, convirtiendo el evento en una gran fiesta al aire libre en la que han disfrutado todos, los niños, sus profesores y el personal de las instalaciones.
Según Paula Duque, responsable de Medio Ambiente de Holcim en Jerez, “Cada año es un placer aportar un granito de arena para que los niños, plantando árboles, se lo pasen bien y aprendan a valorar el medio ambiente.”


El compromiso de Holcim con la Responsabilidad Social Corporativa
Este compromiso se basa en el  trabajo en equipo con todos sus equipos de interés, construyendo y manteniendo relaciones de confianza y respeto mutuo. Holcim desea contribuir a una mejor calidad de vida de su personal y familias, así como de las comuniudades en las que se encuentran sus operaciones.

Una clase al aire libre
Las canteras y graveras ofrecen una oportunidad única de poder aunar el conocimiento práctico de la procedencia de los áridos - arenas, gravas y rocas trituradas – y de su proceso de producción, con el respeto por el medio ambiente. Los niños normalmente quedan fascinados cuando descubren el origen de sus casas y escuelas, y cuando ven cómo operan los camiones dumper, las palas cargadoras o las retroexcavadoras, todos ellos de grandes dimensiones. Si, además, tienen la posibilidad de poder plantar un árbol y comprobar cuáles son las estrictas medidas de seguridad que se aplican, la experiencia es inolvidable.

Una industria esencial
La industria de los áridos es una gran desconocida de la sociedad. Mucha gente piensa que una cantera o una gravera es un simple hueco en el terreno. Esta industria ocupa, sin embargo, un destacado lugar en los cimientos del desarrollo económico y contribuye a que podamos mantener una elevada calidad de vida. Los áridos son materiales esenciales que se emplean para construir gran parte de los elementos que nos rodean en nuestra vida y de los que nunca nos paramos a pensar en su origen, desde los edificios donde vivimos, al colegio o el instituto, pasando por las calles y las carreteras.
Los áridos también se emplean para fabricar productos tan importantes como el vidrio con el que se hace las ventanas o los vasos, el papel de libros, cuadernos y periódicos, acero para los coches o los cubiertos, cosméticos, pasta de dientes, medicinas, ordenadores y hasta para producir la energía eléctrica que nos alumbra o que permite ver la televisión o jugar a los videojuegos. Por eso no es extraño que cada persona – niños y mayores – consuma, sin saberlo, 4.600 kilogramos de áridos cada año, es decir, más de 12 kilos al día.
Su repercusión económica va más allá, pues la construcción, que produce una parte importante del Producto Interior Bruto, es totalmente dependiente de las canteras y las graveras. Es una industria que crea empleo y riqueza en las áreas rurales, ofreciendo un futuro profesional a los jóvenes. Unas 80.000 personas trabajan en el sector de los áridos, bien directamente, bien conduciendo los grandes camiones que llevan los áridos por la carretera.


¿Cómo son las canteras y graveras?
Antes de aprobarse la apertura de una cantera o una gravera, el proyecto es sometido a una exigente evaluación de impacto ambiental. También debe aprobarse un plan de restauración del terreno para cuando vaya a terminarse la extracción del material. Es la única industria que debe depositar un aval que garantice la total restauración.
En las canteras, la extracción del material se realiza con voladuras totalmente controladas, en diferentes niveles llamados bancos. De ahí se lleva con camiones dumper a la planta de trituración y cribado donde se producen áridos de distintos tamaños, desde menos de 1 mm hasta varios cm.
En las graveras, donde el material tiene menos espesor, puede extraerse mecánicamente con palas cargadoras o excavadoras, sin necesidad de explosivos. En la planta de tratamiento, además de triturar y cribar para obtener los diferentes tamaños finales, normalmente es necesario lavar el material para retirar la arcilla.
La restauración de las áreas ya explotadas puede realizarse de forma simultánea, por lo que la ocupación del terreno suele ser menor. Los áridos tienen muchas aplicaciones, entre las que destacan el hormigón – compuesto por áridos, cemento y agua –, y las mezclas bituminosas para las carreteras, cuando se añade asfalto.